Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Se realizó un panel para analizar la muestra fotográfica “Ausencias”

Con la participación de Eliana Zanini, Coordinadora de Cultura de la Municipalidad, Fabricio Erramuspe y Ángeles Germano integrantes del equipo de comunicación y Francisco Senegaglia psicoanalista, ensayista en temas de psicología política e historia y productor de cine, se realizó el panel debate “Identidad” que abordó la impactante obra fotográfica “Ausencias” de Gustavo Germano.


“Al mostrar la simpleza de lo cotidiano, el fotógrafo entrerriano Gustavo Germano logró exponer en 15 pares de fotos de qué manera la dictadura de Videla y compañía desdibujó la vida de miles de familias. La técnica fue tan simple como efectiva: reconstruir y contrastar las escenas tomadas en álbumes familiares en los años setenta con el presente, y que la ausencia de los que no están hable por ellos”, manifestó Eliana Zanini en la apertura del panel y agregó: “lo que mostró en Ausencias dice mucho más que eso; nos golpea y nos obliga a movilizarnos ante semejantes pérdidas”.

Por su parte el fotógrafo Fabricio Erramuspe explicó: “son imágenes que todos conocemos bien, imágenes familiares, es algo muy palpable y pienso en la fuerza de la imagen y en la historia del arte siempre hablamos que el arte representa y es testigo de un tiempo, una situaciòn o un momento hay un vacío representado por Germano en esa reconstrucción fotográfica”

“La obra nos plantea desde un principio una foto en la cual el protagonista no está, entonces esto ya es interesante desde el comienzo. Cuando acostumbramos a ver una obra documental lo que siempre observamos es un protagonista y acá vemos la ausencia que dejó este protagonista y eso es lo que nos cala tan hondo y nos moviliza”, expresó Fabricio destacando que estas fotos logran generar empatía porque todas las personas hemos en algún momento sentido la ausencia y de alguien y lo importante es que estas ausencias no fueron como la mayoría de las que vivimos nosotros y nosotras fueron ausencias forzadas, silenciadas, fueron padres, madres, hijas e hijos a quienes le privaron la vida. “El autor quiso que se note esa ausencia y que después del paso del tiempo hay alguien que falta, hay una historia que fue silenciada, hay alguien que no pudo envejecer junto a su familia”, enfatizó.

“Este proyecto forma parte de un álbum familiar, en una entrevista Gustavo Germano cuenta en el momento de la foto para la obra, hubo un momento super hondo de dolor y vacío”, comentó Ángeles en su alocución señalando además que la obra busca contrastar el álbum familiar del que típico y tradicional que todos y todas tenemos y de cómo esas familias están hoy constituidas.

“En la obra todo el tiempo estamos hablando de la presencia de una ausencia y el autor trabaja sobre esa contradicción y también, lo que genera empatía, es la pose de las personas que demuestran a través de la imagen un vacío, recordemos que eran jóvenes que tenían 18 años cuando los desaparecieron, jóvenes a los que le cortaron la vida”, recalcó.

Por su parte Francisco Senegaglia concluyó: “es necesaria además una reflexión sobre la memoria, en donde estamos de alguna u otra forma implicados. Los hechos y acontecimientos pueden ser abordados como acontecimientos simples o como algo que me transita a mí en el presente entonces hay una construcción muy importante en los últimos 40 años sobre los derechos humanos y en esa construcción nos merecemos reales debates”.

Abrir chat
¿Necesitás ayuda?