Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Se celebran hoy 10 años de la aprobación de la ley de Matrimonio Igualitario

Se cumplen diez años de aquella madrugada en la que, a las cuatro de la mañana, tras una maratónica sesión de quince horas, el Senado aprobó la Ley 26.618 de matrimonio civil, conocida como de “matrimonio igualitario”. Con la promulgación de la ley, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina que permitió que se celebren uniones entre personas del mismo sexo, y en el décimo país en el mundo en reconocer este derecho.

Diez años de la aprobación, no corresponde hacer un balance con un tono triunfalista, del tipo “se casaron tantas y tantos”, mostrando numeritos. Lo correcto es señalar los asuntos pendientes en materia de género y sexualidad, algo, además, que corresponde a toda política de derechos humanos que, por definición, es eternamente incompleta. Siempre existirán otras situaciones de injusticia para cobijar. La historia continúa.

En estos 10 años el mundo siguió girando, miles se casaron y otros tantos se divorciaron. Otros, en cambio, declinaron hacer uso de ese derecho porque nunca estuvo en sus planes. Entretanto, se reconfiguró el sentido común y la subjetividad de las parejas del mismo sexo, aunque para algunos sectores sexodisidentes la ley no solucionó la discriminación que sufren las minorías sexuales sino que, además, se convirtió en un corset para las subjetividades que quedan excluidas de este contrato social, como las asexuales, poliamorosas, solteras, por lo que se enfocaron en reivindicar un reconocimiento de la diferencia antes que de la igualdad.

A 10 años de la sanción del Matrimonio igualitario, valoramos inmensamente las grandes discusiones culturales que produjo en nuestra sociedad; hecho que hoy nos enorgullece y nos permite seguir pensando y desandando sin prejuicios en ciudades en las que todxs vivamos cada vez más libres en nuestra diversidad.

Abrir chat
¿Necesitás ayuda?